La Cognición y el Parkinson

No sé qué me ocurre, pero cada vez que intento salir a hacer fotos, es como si me estrellara contra un muro invisible… y creo que tras ello este mi amigo Párkinson, que intenta minimizarme al máximo, complicado lo tengo, pero a ver que hago porque tengo también la sensación de que ya no veo las fotos como las veía antes, que esto está afectando mi capacidad cognitiva, esos procesos cerebrales a través de los cuales podemos descubrir y comprender el mundo a nuestro alrededor, y que incluyen: tomar sentido de las percepciones, almacenar y recordar eventos, aprender cosas, formar conceptos, resolver problemas, planear actividades, usar un lenguaje, adquirir información y tener capacidad para los pensamientos abstractos.

El hombre reflejado

Nazareno ignorado

ME pregunto, para qué irían estos a la procesión.

Nazareno perdido

Andaba rápido, tanto que cuando se dio cuenta, estaba el solo.

Nazareno con control de gálibo

Estaba claro, que el Nazareno y su estandarte sobrepasaban el gálibo estimado para la calle.

La sonrisa inmovil

Pues eso, esclavos del móvil, del estar siempre conectados, a pesar de la sonrisa…

Entre líneas.

Me llamo la atención como el chaval, con su jersey liso, estaba franqueado por dos personas cuya ropa estaba  compuesta por franjas horizontales azules.s

La bola de cera

En Semana Santa en Andalucía, durante las procesiones es muy habitual ver a niños con un palo en cuyo borde superior se ha formado una buena bola de cera compuesta por la cera restante que va cayendo de los cirios de los nazarenos que realizan su estación de penitencia, niños que compiten entre ellos para ver quien hace la bola más grande.

Mirando la pared, mirando hacía la calle.

Debo de parecer un extraño en la calle haciendo fotos durante una Procesión de Semana Santa, porque mientras el público asistente se dedicaba a fotografiar los Pasos, yo fotografiaba a estos… y así me encontré a la imagen de una Virgen «castigada» tras unos barrotes.

21 miradas andaluzas y NYORK

De manera accidental y por la lluvia que caía, ayer acabé fortuitamente en el Museo de Málaga, donde descubrí que durante los tres últimos meses se ha estado exponiendo la visión fotográfica de 21 fotógrafos andaluces, y se puede interpretar como se quiera, pero gran parte de lo expuesto no me decía ni «mu»… lástima de paredes a las que arrebatan su color blanco para lo que luego tienen que soportar… en algunos casos.