Fumando

El verbo fumar proviene del vocablo latino fumāre, que puede traducirse como “expulsar humo”. Por eso la primera acepción del término que menciona el diccionario de la Real Academia Española (RAE) refiere a lanzar o arrojar humo: una mezcla de gases que se genera por una combustión y que acarrea partículas en suspensión.


Publica tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.