El otoño

El otoño1​ es una de las cuatro estaciones del año y una de las dos de la zona intertropical. Astronómicamente, comienza con el equinoccio de otoño (alrededor del 21 de septiembre en el hemisferio norte y 21 de marzo en el hemisferio sur) y termina con el solsticio de invierno (alrededor del 21 de diciembre en el hemisferio norte y 21 de junio en el hemisferio sur).2

Sin embargo, habitualmente se conoce como otoño el período que comprende los meses de septiembre, octubre y noviembre en el hemisferio norte1​ y marzo, abril y mayo en el hemisferio sur.

En ambos hemisferios, es la estación de las cosechas, por ejemplo, del maíz y el girasol. En la literatura, el otoño, en sentido figurado, representa la madurez.El otoño

Su nombre proviene del latín “autumnus”,1​ palabra que se ha vinculado a la raíz “augeo-”: aumentar. De este modo, los etimologistas latinos explicaban la palabra como “auctus (participio pasado de augeo) annus”: el aumento o la plenitud del año. Compárese con el castellano el término “auge”, que proviene de idéntica raíz.3​ Otros autores como Breyer y Ernout-Meillet, vinculan la palabra latina “autumnus” con la raíz etrusca; “autu-” que implica la idea del cambio y aparece, también, en el nombre de la divinidad etrusca Vertumno, quien —entre otras funciones—, predecía el cambio de las estaciones


Publica tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *