Bruselas

Esta es la ciudad que me encontré en
julio del año pasado, casi vacía… circunstancia esta que hace que parezca un
clon de lo que es a día de hoy debido a la amenaza terrorista, y donde solo se
puede observar a personal de las Fuerzas de Seguridad por la calle, una ciudad
semiparalizada, atenazada por el miedo
y la fatiga que ha generado un grupo de barbudos asesinos, una gentuza que nos
quiere someter a la interpretación errónea de un libro que para ellos es dogma
y fe, pretendiendo destruir el sistema de valores y libertades conseguidos en
Occidente durante varios siglos, y en particular desde la Ilustración… cuyos pensadores
sostenían que la razón humana podía combatir la ignorancia,
la superstición y la tiranía para construir un mundo mejor. Pues NO lo van a conseguir.


Publica tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *